Taller de secado de alas

Hemos realizado un taller de secado de alas con ayuda de Alex, un joven estudiante de ciencias ambientales de la Universidad de Valencia y experto en el tema de aves rapaces que participa en el projecte Mussols. Alex nos dio previamente una charla orientativa para poder realizar la actividad.

20170310_083205

Alex nos explica las características de los tipos de alas.

Sigue leyendo

Anuncios

ANALIZAMOS EGAGRÓPILAS CON EL ALUMNADO DE 1º ESO

Uno de los objetivos prioritarios del Proyecto Mochuelva es hacer partícipe del mismo al mayor número posible de alumn@s y profesores/as del centro. En este sentido hemos realizado un taller de análisis de egagrópilas de lechuza común (Tyto alba) dirigido al alumnado de Ciencias de la Naturaleza, de 1º de la ESO.

IMG_4703

IMG_4678

IMG_4772
El taller se ha realizado con los dos grupos de primero y sus respectivos profesores de Ciencias de la Naturaleza, en tres sesiones, y utilizando para ello el laboratorio de Física y química del instituto.

IMG_4831

IMG_4847

IMG_4850

IMG_4694

Los objetivos que nos planteamos desde el Proyecto Mochuelva, con el alumnado de primero, al proponer la realización de este taller fueron:

  • Introducir al alumnado en el conocimiento del grupo de aves de las rapaces nocturnas; concretamente la lechuza común, a través del estudio de las egagrópilas que nos permitirán descubrir algunas de las presas que forman parte de su alimentación.
  • Aprender a diferenciar de entre los micromamíferos hallados en las egagrópilas, a roedores e insectívoros
  • Sensibilizar al alumnado sobre la importancia de la conservación de esta especie, tan próxima y desconocida a la vez, y gran aliada de nuestros agricultores; a través de la comprobación de la capacidad rodenticida de la lechuza común.
  • Acercar al alumnado que ha comenzado su andadura en la educación secundaria a un proyecto que les acompañará en mayor o menor medida en su permanencia en el centro, y en el que tendrán su máxima implicación cuando estén en 3º, tanto en Biología y geología, como en la optativa de Laboratorio de biología.

El taller se ha desarrollado durante tres sesiones en las que el alumnado distribuido por parejas analizaba una egagrópila de lechuza común, extrayendo y clasificando cráneos, mandíbulas y otros huesos de micromamíferos, junto a otros restos y presas que forman parte de la dieta de esta rapaz nocturna.

IMG_4675

IMG_4676

IMG_4682

IMG_4696

La actividad ha tenido muy buena acogida y el alumnado ha mostrado gran interés en la realización de la misma.

Para complementar la actividad, al final de la misma se repartió entre los jóvenes un díptico sobre las acciones dirigidas a la conservación de la lechuza común en la comarca de l’Horta de Valencia que realiza la entidad conservacionista Societat Valenciana d’Ornitologia, a través del Projecte Mussols, y que os adjuntamos a continuación:

díptico lechuza2

díptico lechuzaPor último, añadimos diferentes opiniones del alumnado participante:

Carmen Cortés y Lidia Sánchez:

“Durante tres días, Valentín y Josep con los alumnos de 1ºB, hemos realizado un análisis de egagrópilas.
Primero hicimos una ficha con los datos de la egagrópila y más tarde la metimos en agua para poder comenzar a extraer los huesos. Cuando sacábamos los huesos los poníamos en agua y después para que se blanqueasen los pusimos en agua oxigenada.
Después pusimos cartulina negra en la ficha donde los íbamos a clasificarlos para que, al ser los huesos blancos, se pudiesen observar.
Por último, cuando los huesos ya estaban blancos, los pegábamos en la cartulina ya clasificados, añadimos una muestra de pelo y ya estaba terminado.
Nosotras dos, nos lo hemos pasado muy bien en el taller, ya que a las dos nos ha parecido muy interesante”.

IMG_4725

Lidia y Carmen, 1º ESO-B

 Marcos Pérez y Raúl Navarro:

“Hace unas semanas tuvimos un taller que trataba sobre egagrópilas con Josep y Valentín.
Nos llevaron al laboratorio y una vez allí nos enseñaron a diseccionar las egagrópilas. Lo primero que hicimos fue llenar unos cuencos de agua para deshacer la egagrópila de Ribarroja, fue un poco asqueroso porque nuestra egagrópila tenía heces por encima. Marcos sacaba los huesos de un cuenco para luego limpiarlos en otro y a la vez meterlos en agua oxigenada, mientras que yo, Raúl deshacia la egagrópila y le comentaba a Marcos lo mal que olía. También Marcos hizo una hoja donde había que poner los datos de la egagrópila, más tarde yo sacaría los huesos del agua oxigenada y los ponía a secar, mientras que Marcos se puso a fregar los cuencos. En esos dias aprendimos muchas cosas y nos lo pasamos muy bien, porque era muy divertido y a la vez perdiamos clase. El último dia pegamos los huesos en la cartulina y yo me lo llevé, porque Marcos no queria por el olor que echaba”.

IMG_4719

Raúl y Marcos, 1º ESO-B

Pilar Álvarez y Cristina Martínez:

“El miércoles, día 5 de febrero de 2014, jueves 6 y martes 11 vino Valentín a darnos un taller a los alumnos de 1º B de secundaria sobre las egagrópilas.
Una egagrópila es, lo que regurgitan las aves. En el 1er paso, cogimos las egagrópilas y las echamos a un cuenco con agua donde se le fue lo que pudo y el resto nosotros/as; cogimos los huesos y los echamos a otro cuenco con agua. Más tarde, los metimos en un pequeño vasito con agua oxigenada, y durante un día entero lo dejamos reposar.
Al día siguiente, preparamos la cartulina, recortando varias medidas de otra cartulina negra para que los huesos se vieran bien con esa blancura que ya tenían y que les daba el agua oxigenada.
Al día siguiente y ya el ultimo, fuimos para sacar los huesos del vasito, secarlos, colocarlos y clasificar los huesos y terminar ese fabuloso taller de egagrópilas.
Nuestra opinión es muy positiva, no pareció fabuloso porque aprendimos mucho nos lo pasamos bien, aprendimos sobre las aves…”

IMG_4730

Cristina y Pilar, 1º ESO-B

Laura Chiva:

“La egagrópila que me tocó a mi, estaba recogida en Requena. Lo primero que hice fue pesar la egagrópila; la mía pesaba 78g. Luego la eché a un recipiente lleno de agua, para poder deshacerla y sacar los huesos y echarlos a un líquido blanqueante. Al día siguiente, saqué los huesos del líquido blanqueante y separé los huesos porque estaban todos juntos, puse cola blanca en una cartulina negra y ahí los pegué todos pero separados por grupos.
A mí este taller me ha gustado mucho y además he aprendido cosas sobre las egagrópilas. Pero todo esto fue gracias a Valentín que fue él quien nos hizo el taller de las egagrópilas”.

IMG_4729

Laura, 1º ESO-B

IMG_4726

Diego y Jorge, 1º ESO-B

Carlos y Jorge, 1º ESO-B

Carlos y Jorge, 1º ESO-B

IMG_4856

Raquel y Vega, 1º ESO-A

IMG_4857

Álex y César, 1º ESO-A

IMG_4859

Silvia y Delfina, 1º ESO-A

IMG_4860

Mª Dolores, 1º ESO-A

IMG_4862

Javi y Alejandro, 1º ESO-A

IMG_4863

Adrián y Borja, 1º ESO-A

 

 

ACCIONES DEL PROYECTO MOCHUELVA PARA EL FOMENTO DEL AUTILLO EUROPEO (Otus scops)

Nerea Solaz García (3º ESO)

El fomento del autillo europeo, objetivo final de la actividad de cajas-nido. Foto: Andrés Miguel Domínguez

El fomento del autillo europeo, objetivo final de la actividad de cajas-nido. Foto: Andrés Miguel Domínguez

Los alumnos de 3º de ESO de Laboratorio de biología planearon unas salidas con el fin de revisar y preparar para la nueva temporada de cría las 6 cajas-nido colocadas el curso pasado, y colocar 4 nuevas cajas-nido para autillos.

Alumn@s de laboratorio de biología, participantes en la jornada de revisión de cajas-nido de autillo colocadas el curso pasado

Alumn@s de laboratorio de biología, participantes en la jornada del 3 de febrero, de revisión de cajas-nido de autillo colocadas el curso pasado.

Alumn@s que participaron en la colocación de cajas-nido de autillo la tarde del 19 de febrero

Alumn@s que participaron en la colocación de cajas-nido de autillo la tarde del 19 de febrero.

La actividad se desarrolló entre la mañana del 3 de febrero, en la que revisamos tres cajas-nido colocadas durante el mes de febrero del año pasado; la tarde del 19 de febrero, con la colocación de cuatro cajas-nido construidas en junio de 2013, en unas jornadas de intercambio de experiencias educativas celebrada en Villar del Arzobispo, con la colaboración del CEFIRE (Centro de formación del profesorado) y la revisión de una del curso pasado; y el 26 de febrero por la mañana, en la que se revisaron las últimas dos cajas-nido pendientes del curso pasado.

Taller de construcción de cajas-nido de autillo, realizado en la Jornada de intercambio de experiencias educativas, con profesorado de La Serranía (Valencia)

Taller de construcción de cajas-nido de autillo, realizado en la Jornada de intercambio de experiencias educativas, con profesorado de La Serranía (Valencia)

Cajas-nido para autillo construidas, con el apoyo del CEFIRE Torrent, el pasado mes de junio

Cajas-nido para autillo construidas, con el apoyo del CEFIRE Torrent, a finales del curso pasado.

Vemos conveniente realizar la actividad puesto que el autillo europeo (Otus scops) es un ave rapaz nocturna, básicamente insectívora, de la Península Ibérica; y si entre todos no ayudamos y colaboramos en la conservación de rapaces nocturnas propias del territorio terminarán extinguiéndose.

El autillo espera perfectamente camuflado entre el ramaje de este olmo la llegada de la noche. Foto: Andrés Miguel Domínguez

El autillo espera perfectamente camuflado entre el ramaje de este olmo la llegada de la noche. Foto: Andrés Miguel Domínguez

Los principales problemas de esta ave en concreto son: problemas de conservación del hábitat y el empleo de plaguicidas, desaparición de sotos fluviales, así como la transformación del paisaje tradicional por regadíos, cultivos forestales y urbanizaciones.

Vegetación del soto fluvial elegido para colocar las nuevas cajas-nido

Vegetación del soto fluvial elegido para colocar las nuevas cajas-nido.

Campos de cultivo, en las proximidades del municipio de Chelva, otro de los hábitats escogidos para la colocación de las cajas-nido.

Campos de cultivo, en las proximidades del municipio de Chelva, otro de los hábitats escogidos para la colocación de las cajas-nido. En la parte derecha de la foto, sobre un chopo, podéis ver una de ellas.

El bosque galería del río a su paso por Chelva, ha sido el hábitat en el que hemos colocado la mayor parte de las 10 cajas-nido del proyecto.

El bosque galería del río a su paso por Chelva, es el hábitat en el que hemos colocado la mayor parte de las 10 cajas-nido que por ahora tiene el proyecto Mochuelva.

Esta actividad tuvo lugar en: la ribera del río a su paso por Chelva, huertos próximos al pueblo, el paraje de la Fuente de la Gitana y el Barranco de Cojanta. En el hábitat de estas tres partes del pueblo predominan sotos fluviales, arboledas próximas a los huertos, intercaladas con espacios abiertos para cazar, con algún parque o jardín, es decir, es un hábitat idóneo para esta rapaz nocturna.

Revisión de una de las cajas-nido colocada el curso anterior en el bosque de ribera próximo a Chelva

Revisión de una de las cajas-nido colocada el curso anterior en el bosque de ribera próximo a Chelva.

Revisión del nidal de autillo colocado el curso pasado en el área recreativa de la Fuente de la Gitana, en las proximidades del instituto.

Revisión del nidal de autillo colocado el curso pasado en un plátano de sombra, junto al área recreativa de la Fuente de la Gitana, en las proximidades del instituto.

Tareas de mantenimiento de la caja-nido colocada el curso pasado en un almez, en el barranco de Cojanta, muy cerca del instituto.

Tareas de revisión y mantenimiento de la caja-nido colocada el curso pasado en un almez, en el barranco de Cojanta, muy cerca del instituto.

Descolgando una de las cajas-nido para revisar y dejar a punto para la temporada de cría de este año.

Descolgando una de las cajas-nido para revisar y dejar a punto para la temporada de cría de este año.

La actividad constó de dos tareas diferentes:

  • Revisión y tareas de mantenimiento de las cajas-nido colocadas el curso pasado, dejándolas a punto para la temporada de cría. Ninguna de las 6 cajas-nido revisadas ha sido ocupada por autillos; en cambio, 2 de ellas han tenido ocupación por parte de aves insectívoras y mamíferos, probablemente, lirón careto. Los resultados concretos de la revisión han sido los siguientes:

NIDAL

LUGAR

ÁRBOL

OCUPACIÓN

1-13

Campos de cultivo

algarrobo

Nido de Insectívoras, probablemente Páridos

2-13

Campos de cultivo

álamo

Nido de insectívoras, probablemente Páridos; y utilización posterior por mamífero, seguramente lirón careto

3-13

Ribera del río

chopo

NO

4-13

Barranco

almez

NO

5-13

Área recreativa

Plátano de sombra

NO

6-13

Ribera del río

chopo

NO

Nido de aves insectívoras, seguramente Páridos, realizado en una caja-nido para autillo.

Nido de aves insectívoras, seguramente Páridos, realizado en una caja-nido para autillo.

Otra de las cajas-nido de autillo revisadas, utilizada en primer lugar como lugar de nidificación de aves insectívoras, seguramente Páridos, y posteriormente o durante la cría de estas aves, utilizada por alguna especie de mamífero, seguramente lirón careto, como nido-despensa

Otra de las cajas-nido de autillo revisadas, utilizada en primer lugar como lugar de nidificación de aves insectívoras, seguramente Páridos, y posteriormente o durante la cría de estas aves, utilizada por alguna especie de mamífero, seguramente lirón careto, como nido-despensa.

  • Colocación de nuevas cajas-nido: Colgamos 4 cajas-nido, todas ellas en chopos de un bosque de ribera del río a su paso por Chelva, próximo al casco urbano del municipio.
IMG_4869

Preparados para colgar las nuevas cajas-nido

Vista del municipio de Chelva desde el punto de inicio de la actividad de colocación de las cajas-nido de autillo.

Vista del municipio de Chelva desde el punto de inicio de la actividad de colocación de las cajas-nido de autillo.

Mapa de situación de las cajas-nido de autillo europeo (Otus scops) del Proyecto Mochuelva

Mapa de situación de las cajas-nido de autillo europeo (Otus scops) del Proyecto Mochuelva

El proceso de colocación de las cajas nido se realiza puesto que esta especie no construye nidos, sino que utiliza agujeros de árboles viejos y éstos son poco abundantes. La tarea se compone de los siguientes pasos:

  1. Elegimos el hábitat idóneo para colocar las cajas-nido, preferiblemente con árboles característicos del terreno como chopo, álamo, algarrobo, plátano de sombra o almez.

    La escalera resulta imprescindible para colgar los nidales a unos 4 metros de altura.

    La escalera resulta imprescindible para colgar los nidales a unos 3,5-4 metros de altura.

  2. Colocamos un poco de serrín dentro de las cajas-nido, puesto que el autillo no aporta ningún material para crear su nido, y así evitamos que los huevos puedan rodar y romperse.

        Nosotros utilizamos serrín, material ideal para el sustrato donde el autillo incubará los huevos

    Nosotros utilizamos serrín, material ideal para el sustrato donde el autillo incubará los huevos.

  3. Clavamos en la corteza del árbol el soporte con dos alcayatas, con ayuda de la escalera, a unos 4 metros de altura; de este modo colocamos la caja en una zona lo suficientemente alta para que no tenga un fácil acceso, para que ninguna persona la pueda quitar, romper…, pero que si lo deseamos más tarde se pueda descolgar dicha caja-nido, para poder controlar la reproducción de la especie.

    El soporte permite colgar y descolgar la caja-nido cuando sea necesario.

    El soporte permite colgar y descolgar el nidal cuando sea necesario.

  4. Colgamos la caja-nido y la georreferenciamos ayudándonos del GPS; lo que nos permitirá tener controladas las 10 cajas-nido que tiene actualmente el Proyecto Mochuelva para el fomento del autillo europeo.
    Siempre hay que realizar las diferentes tareas, con el mayor cuidado y ayudado por l@s compañer@s.

    Siempre hay que realizar las diferentes tareas, con el mayor cuidado y ayudado por l@s compañer@s.

IMG_4888

El uso del GPS es de gran ayuda para tener controladas las cajas-nido pese al paso del tiempo, que podría hacernos olvidar la situación de las mismas.

Durante la segunda quincena del mes de mayo o principios de junio realizaremos una visita de control para constatar o no la ocupación de las cajas-nido por autillo u otras especies. De ello daremos cuenta en una nueva entrada de este blog.

El objetivo final de nuestras acciones ha de ser el que muestra la foto, la ocupación del nidal por el autillo. Foto: SVO-Projecte Mussols

El objetivo final de nuestras acciones ha de ser el que muestra la foto, la ocupación del nidal por el autillo. Foto: Toni Polo-Projecte Mussols

Caja-nido de autillo con pollos. Foto: SVO-Projecte Mussols

Caja-nido de autillo con pollos. Foto: Valentín Moreno-Projecte Mussols

En caso de ocupación de nuestras cajas-nido, pediremos a los compañeros de la SVO se ocupen del anillamiento de los pollos, acción ésta que debe ser realizada por personal especializado y autorizado para ello. Foto: Valentín Moreno-Projecte Mussols

La opinión de algunos de mis compañeros sobre la actividad es que fue una excursión divertida, puesto que nosotros mismos colocamos las cajas-nido en los árboles, etc. En mi opinión es una actividad que nos conciencia de algún modo a los jóvenes con el medio ambiente y los animales, en este caso las aves, porque si cada uno aporta un poco, podemos conseguir vivir en un mundo mejor.

Por último, os invitamos a visitar, en este mismo blog, dentro de la sección “Las rapaces nocturnas de La Serranía”, la ficha del autillo europeo, donde podéis encontrar fantásticas imágenes de esta bella rapaz nocturna e información sobre su biología y comportamiento.

FIESTA FINAL EN EL HACKING

DSC_0436Una vez acabada la sesión de toma de datos final antes de la suelta, nos fuimos a merendar. A continuación podéis ver varias instantáneas de la fiesta.

DSC_0504

DSC_0506

DSC_0507Rosa, profesora de la asignatura y coordinadora del Proyecto Mochuelva preparó para la ocasión un fantástico bizcocho de chocolate casero personalizado con el logo del proyecto, que acompañamos con limón granizado.

DSC_0437Ha sido la culminación de un curso lleno de actividades, de mucho trabajo, de compromiso e implicación que se han visto plasmados en un proyecto que continuará el curso que viene, con renovadas ilusiones, y del que nos sentimos muy orgullosos y bastante satisfechos. Es el momento de agradecer la participación del alumnado, especialmente los nueve componentes directos del proyecto y sus familias que nunca pusieron trabas a la participación de sus hijos en actividades fuera del horario lectivo: Janire, Esther, Noelia, Éric, Miguel, Laura, Yelena, Yolanda e Irene. También la colaboración del equipo directivo del centro, directamente echándonos una mano a la hora de alimentar a los mochuelos algún fin de semana, como sobre todo entendiéndonos y facilitándonos enormemente nuestro trabajo y nuestras continuas y a veces descabelladas peticiones. También queremos agradecer a la Conselleria de Infraestructuras, territorio y medio ambiente por su receptividad a nuestras solicitudes de participación, tanto en la suelta de rapaces como en la visita al CRF de la Granja del Saler.

Agradecemos especialmente la colaboración y atención que han tenido para con nosotros los miembros del Projecte Mussols, de la Societat Valenciana d’Ornitologia (SVO), Toni Polo, Marta, Mª Jesús, Alex, Valentín, y especialmente a Toni Pérez, siempre dispuesto a echar una mano en lo que fuese y al que hemos “bombardeado” a consultas, y a Manu, “nuestro responsable de relaciones internacionales” que ha sido un apoyo constante desde la Universidad de Viena, siempre aportando ideas y más, ideando el nombre del proyecto y proporcionándonos el inicio de lo que seguro llegarán a ser unas impresionantes unidades didácticas sobre el mochuelo europeo.

Con todos ellos esperamos seguir colaborando activamente el próximo curso.

Y finalmente, agradecer a los visitantes de nuestro blog, somos los primeros sorprendidos en el número y amplia procedencia de los visitantes del mismo. Muchas gracias a todos y seguid visitándonos.

DSC_0508Hace menos de un mes presentamos el Proyecto Mochuelva en unas jornadas de intercambio de experiencias docentes,  para las que realizamos un powerpoint que finalizamos con una frase que podría ser un buen final también para el proyecto por este curso. Hasta la vista, en septiembre volveremos.

“Casi todo lo que realice será insignificante,
  pero es muy importante que lo haga”.

Mahatma Gandhi

ÚLTIMO CONTROL ANTES DE LA SUELTA

DSC_0440

El 9 de julio por la tarde convocamos en el instituto a todo el grupo responsable de la gestión del hacking para la realización de la última toma de datos previa a la suelta de los mochuelos que hemos estado “criando” desde el 30 de mayo.

Para ello, contamos como siempre con la ayuda de los compañeros/as del Projecte Mussols, de la SVO. Como el día de la introducción de los pollos al hacking montamos el “aula” en la terraza donde se encuentra ubicado el jaulón, pero tuvimos que retirarnos apresuradamente al laboratorio al poco de comenzar las biometrías por una repentina e inoportuna tormenta estival; de repente, el cielo se oscureció rápidamente  y comenzó a llover.

Mientras Toni tenía al primero de los jóvenes mochuelos para realizarle la biometría, al fondo se presagiaba la tormenta que momentos después provocó nuestro traslado al laboratorio

Mientras Toni tenía al primero de los jóvenes mochuelos para realizarle la biometría, al fondo se presagiaba la tormenta que momentos después provocó nuestro traslado al laboratorio

Bueno, previamente lo que hicimos fue tapar la entrada del cajón que está dentro del jaulón, donde se refugian y capturamos a los jóvenes mochuelos para meterlos en una caja de cartón. De esta manera, el manejo de los polluelos resultaba más fácil y mejor para ellos. A partir de ahí, y ya en el interior del laboratorio, uno a uno, a todos los mochuelos  se les realizaron las biometrías correspondientes (medición del tarso, ala, 3ª primaria, peso,…).

Comprobando el nivel de grasa y músculo del joven mochuelo; reservas que serán importantes los primeros días en libertad del mochuelo.

Comprobando el nivel de grasa y músculo; reservas que serán importantes los primeros días en libertad del joven mochuelo.

Después del traslado continuamos con la sesión ya dentro del laboratorio

Después del traslado continuamos con la sesión ya dentro del laboratorio

Observando el gran cambio producido en el plumaje de los mochuelos.

Observando el gran cambio producido en el plumaje

Pesando uno de los jóvenes mochuelos

Pesando uno de los jóvenes mochuelos

Cumplimentando la ficha de estado de los mochuelos

Cumplimentando la ficha de estado de los mochuelos

Una vez tomados todos los datos necesarios, devolvemos al mochuelo a la tranquilidad del cajón de cría

Una vez tomados todos los datos necesarios, lo devolvemos a la tranquilidad del cajón de cría

Los datos de esta ficha de registro, que podéis ver a continuación, los compararemos con los obtenidos el día de introducción de los pollos, y podremos obtener datos interesantes sobre crecimiento de los pollos entre otros; pero eso ya será cuestión del curso que viene.

estado mochuelos suelta

Una vez finalizadas las biometrías, estuvimos viendo las últimas entradas del blog, subidas recientemente.

Una vez finalizadas las biometrías, estuvimos viendo las últimas entradas del blog, subidas recientemente.

Ha sido bastante gratificante comprobar el cambio de lo que inicialmente eran unos polluelos con pocos días de vida a unos jóvenes mochuelos preparados para ser liberados e integrados al medio natural con el cual han estado “familiarizándose” durante 45 días, y que os presentamos a continuación en una serie de fotografías comparativas entre el día en que nos hicimos cargo de los pollos y días antes de la suelta de los mismos.

"IRENE"

“IRENE”

"JAVI"

“JAVI”

"MARTINA"

“MARTINA”

"PIOLÍN"

“PIOLÍN”

"SANTI"

“SANTI”

"REME"

“REME”

Los mochuelos han formado parte de nuestras vidas durante 45 días. Han sido días intensos, de alimentación diaria, preparación de raciones, limpieza de restos,…; de una gran responsabiliad y compromiso, y que para ser nuestra primera experiencia en la gestión de un hacking, creemos que no ha estado mal. Hemos extraído algunas conclusiones en lo referente a la gestión del hacking y la infraestructura creada para ello que se traducirán en una serie de mejoras que estamos seguros repercutirán positivamente en el bienestar de los mochuelos que nos confíen el curso que viene.

Os presentamos una selección de los últimos videos grabados con la cámara de fototrampeo que muestran diferentes momentos estos últimos días previos a la suelta. Podéis ver en el primer video como uno de los mochuelos coge uno de los ratones que en la parte final del hacking aportábamos enteros y en el exterior del cajón de cría, y se lo lleva para comérselo en la seguridad que ofrece el interior del mismo. En el segundo video, también se muestra un momento en la alimentación de los mochuelos, pero grabada de noche; también podréis escuchar las voces de los jóvenes mochuelos. Y por último, tenéis otro video que os mostramos porque es el único en el que podemos ver a los séis mochuelos juntos ante la cámara.

La suelta no se realizó este día porque decidimos que pasaran tres días tranquilos en el jaulón después de la manipulación sufrida en la toma de datos final. Finalmente abrimos la puerta del jaulón y dejamos que los mochuelos se fueran cuando quisieran; cuando volvimos el lunes ya se habían ido todos. Es decir, nos hicimos cargo de los mochuelos el 30 de mayo y fueron liberados el 13 de julio.

Suerte a los séis, y esperemos volver a verlos una de estas largas tardes de verano, al finalizar el día, recortada su rechoncha figura sobre un mojón de piedras en la linde de uno de los abundantes campos de olivos de Chelva, esperando pacientemente a que un escarabajo, una langosta, o incluso un ratoncillo o una musaraña se encuentren a su alcance para dar buena cuenta de ellos.

SEGUIMIENTO DE LOS POLLUELOS DE MOCHUELO EN EL HACKING

RECORTE

Bueno, ha pasado  un mes desde el día que metimos los polluelos de mochuelo europeo en el hacking, y está finalizando el proceso de crianza; así que hemos pensado que era el momento de hacer una pequeña crónica de como va el seguimiento de los mochuelos.

Como ya sabéis por anteriores entradas, los mochuelos se metieron en el hacking el 30 de mayo de 2013; concretamente entraron 4 ejemplares. Con posterioridad, el 6 de junio metimos los dos que faltaban para alcanzar la ocupación óptima del cajón de cría. En el control diario de los pollos al proceder a la alimentación de los mismos, pudimos observar que casi todo se desarrollaba con normalidad (prácticamente a la semana de meter los pollos el aspecto cambió bastante, perdieron gran cantidad de plumón sustituyéndolo por plumaje juvenil, comenzando a aproximarse a lo que es un mochuelo adulto, iban ganando peso y se notaba); sin embargo, uno de los pollos (el que lxs alumnxs llamaron Ana Mª), mostraba un escaso desarrollo en relación al resto. Pensamos que era normal, ya que precisamente era el polluelo más pequeño al iniciarse el hacking (como constatamos con la ficha de registro inicial, mientras que el resto de mochuelos entraron con un peso que rondaba o superaba los 90 gr., el ejemplar en cuestión apenas superaba los 60 gr.), y por lo tanto no intervenimos.

Estado del grupo de mochuelos el 6 de junio. En primer término los dos ejemplares nuevos que se metieron ese día. Aunque no se ve, en el mismo rincón, debajo de los demás, está el polluelo que, desgraciadamente, murió días después.

Estado del grupo de mochuelos el 6 de junio. En primer término los dos ejemplares nuevos que se metieron ese día. Aunque no se ve, en el mismo rincón, debajo de los demás, está el polluelo que, desgraciadamente, murió días después.

El día 6 de junio, aprovechando que metíamos dos nuevos ejemplares, nos dispusimos a comprobar si este polluelo ganaba peso o no. Comprobamos que sólo había ganado 8 gr. desde el día que entró al cajón. Como su aspecto aparentemente no era malo decidimos mantenerlo en el cajón; pero días después, la mañana del 12 de junio descubrimos que estaba muerto. Quizás deberíamos haberlo sacado ese día e intentar mantenerlo en solitario, alimentándose hasta que estuviese más fuerte, pero no lo hicimos. Con este polluelo ha sucedido algo que es relativamente habitual en los procesos naturales, conocido en zoología con el nombre de cainismo: uno de los pollos de la nidada es sensiblemente más pequeño y los hermanos más fuertes lo importunan tanto que acaban deshaciéndose de él para acaparar la atención y alimentos de los padres. Esta es la interpretación que hemos extraído de lo sucedido, aunque no lo sabemos con seguridad, ya que en este caso, sobraba comida; es decir, la falta de alimento no era un problema.

Cada día, un equipo de tres alumnxs realizan las tareas de alimentación, rellenado de la ficha de control y limpieza del recipiente de la ración diaria.

Cada día, un equipo de tres alumnxs realizan las tareas de alimentación, rellenado de la ficha de control y limpieza del recipiente de la ración diaria.

Alimentación de los polluelos de mochuelo. Hemos decidido continuar con la alimentación de los mochuelos en el interior del cajón, ya que, debido a las altas temperaturas, la comida al exterior se echa a perder con mucha rapidez

Alimentación de los polluelos de mochuelo. Hemos decidido continuar con la alimentación de los mochuelos en el interior del cajón, ya que, debido a las altas temperaturas, la comida al exterior se echa a perder con mucha rapidez

Después de este hecho todo se ha desarrollado con normalidad, no hemos vuelto a tener más percances. La evolución de los pollos ha sido satisfactoria, como podéis ver en las diferentes fotos del grupo a los largo de los días.

Estado de los pollos el 15 de junio

Estado de los pollos el 15 de junio

Los jóvenes mochuelos el 19 de junio

Los jóvenes mochuelos el 19 de junio

Estado del grupo el 25 de junio

Estado del grupo el 25 de junio

Desde el 22 de junio hay colocado en el jaulón del hacking una cámara de fototrampeo cedida por los compañeros del Projecte Mussols para grabar a los mochuelos cuando salen del cajón. Por último, el 25 de junio procedimos a meter en el cajón al último de los polluelos de mochuelo, al que hemos nombrado “Reme”. Es decir, que contamos con 6 mochuelos para liberar.

Una de las disposiciones utilizadas de la cámara de fototrampeo

Una de las disposiciones utilizadas de la cámara de fototrampeo

"Reme", el último ejemplar de mochuelo introducido en el hacking

“Reme”, el último ejemplar de mochuelo introducido en el hacking

Antes de meter a "Reme" en el hacking, procedimos a pesarla. Como veis, su peso (123,84 gr.) es sensiblemente superior al que tenían el resto de ejemplares cuando los metimos al hacking

Antes de meter a “Reme” en el hacking, procedimos a pesarla. Como veis, su peso (123,87 gr.) es sensiblemente superior al que tenían el resto de ejemplares cuando los metimos al hacking

A continuación tenéis una muestra de los videos que hemos obtenido con la cámara de fototrampeo. En ellos, podéis observar diferentes conductas de los mochuelos, como por ejemplo que no tienen ningún problema para mostrarse de día, soleándose con los primeros rayos de sol matutinos, disponiéndose a la entrada del cajón o en las cercanías como lo harían en un nido natural en la oquedad de un olivo. Asistiendo al proceso de conocimiento del entorno en el que esperemos quedarán fijados al liberarlos, cuando les sobrevuela un grupo de vencejos; o su nivel de actividad cuando llega la noche. Así mismo, con una disposición más general del jaulón, veréis como se ejercitan realizando sus primeros vuelos entre posaderos.

¡¡POR FIN HAN LLEGADO!!

grupo2

El grupo del Proyecto Mochuelva casi al completo, con cuatro de los polluelos de mochuelo momentos antes de meterlos en el cajón de cría.

El pasado jueves 30 de mayo, a las 5 de la tarde quedamos todos los compañeros con  Rosa y Valentín para ir al instituto. Los amigos del Projecte Mussols-Societat Valenciana d’Ornitologia Toni, Marta, Toni y Mª Jesús nos traían a los esperados mochuelos. En principio fueron cuatro, y unos días después llegaron los  dos mochuelos restantes. Ya sabéis que la capacidad óptima para las dimensiones del jaulón del hacking es de seis ejemplares.

Les pusimos un nombre, y gracias a las anillas de colores nos ayudarán a diferenciar cada uno de los individuos. No sabemos el sexo, ya que el mochuelo no tiene dimorfismo sexual (en general las hembras son un poco mayores que los machos, pero existe bastante solapamiento en este dato por lo que, para nada es definitivo). Sólo se puede saber el sexo con seguridad a través de un análisis de sangre; entonces, aunque nos equivocaremos seguro, hemos decidido nombrarlos como tres machos ( Piolín, Santiago, y Javi) y tres hembras (Martina, Irene y Ana María).

Algunos de los integrantes del Projecte Mussols-SVO ofreciéndonos una clase de zoología aplicada

Algunos de los integrantes del Projecte Mussols-SVO ofreciéndonos una clase de zoología aplicada.

Improvisamos un aula al aire libre en la terraza del instituto donde hemos ubicado el jaulón del hacking.

Improvisamos un aula al aire libre en la terraza del instituto donde hemos ubicado el jaulón del hacking.

explicación3

explicación6

explicación1
Algo que pudimos conocer de este grupo de mochuelos es que procedían del expolio de un nido; eso quiere decir que hay “personas” que se dedican a robar huevos y polluelos de los nidos de diferentes especies, sobre todo rapaces. Lo que observamos a simple vista es el pequeño tamaño con el que llegaban los mochuelos; eso sí, una condición indispensable para poder iniciar el hacking con ellos es que los polluelos han de comer solos y termorregular (es decir, no necesitar del aporte de calor externo para sobrevivir).

Es importante ser riguroso en la toma de datos biométricos.

Es importante ser riguroso cuando cumplimentemos la ficha de registro.

Antes de introducir a los mochuelos en el cajón de madera que hará las funciones de nido, cada uno de los ejemplares es registrado. Para ello, anotamos una serie de datos en la ficha de registro:

  • Se anillaron con una anilla metálica que lleva un código de números para poder identificarlo si se lo encuentran. El número de la anilla metálica del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente que lleva cada mochuelo en uno de los tarsos (en este caso el tarso izquierdo porque el año 2013 es impar); es la identificación del mochuelo.
  • En el otro tarso se les ponen anillas de colores para poder diferenciarlos más fácilmente, así cuando los observemos en el campo saber cual es cada uno.
  • Anotamos fecha de entrada al hacking, y edad aproximada de los polluelos.
Cada mochuelo lleva una anilla metálica, su "DNI"; y otra de plástico con un color que individualiza al polluelo.

Cada mochuelo lleva una anilla metálica, su “DNI”; y otra de plástico con un color que individualiza al polluelo.

La ficha de registro se completa con los datos biométricos, que nos ayudarán a constatar científicamente el desarrollo de los mochuelos desde el momento de su introducción en el hacking comparándolo con el momento de la liberación a la naturaleza. Estos datos fueron:

  • Medida del tarso. El tarso es el hueso que va desde el pie hasta el “codo” de la pata. Según los expertos, es una medida muy fiable que nos permitirá conocer el tamaño del mochuelo.
  • Medida del ala. Realmente lo que se mide es la longitud del hueso del húmero, que guarda una relación matemática con el tamaño de un ave. Si el mochuelo tiene el húmero más largo que otro mochuelo, será más grande.
  • Peso. Es una medida muy variable ya que depende de varios factores. En general, está relacionado con el tamaño; cuanto más grande  sea un mochuelo, más pesará. El peso es útil cuando se combina con otras medidas corporales, como puede ser la envergadura del ave (con las alas extendidas se mide de punta de ala a extremo de la otra ala).
Para medir el tarso del mochuelo, se utiliza un instrumento de precisión: el calibre o pie de rey

Para medir el tarso del mochuelo, se utiliza un instrumento de precisión: el calibre o pie de rey.

En cambio, para la medición del ala utilizan reglas especiales.

En cambio, para la medición del ala utilizan reglas especiales.

No llega a los 100 gramos; cuando llegue a estado adulto podría superar los 180 gr. en el caso de las hembras, 140 gr. los machos.

No llega a los 100 gramos; cuando llegue a estado adulto podría superar los 180 gr. en el caso de las hembras; 140 gr. para los machos.

Finalmente, completamos la ficha de registro con dos datos que obtuvimos a través de la observación directa de los polluelos:

  • Color de plumaje. Las rapaces nocturnas nacen con un plumón que les mantiene caliente y les evita de parásitos.  Si éstas nacen dentro de agujeros y no pueden ser vistas por nadie, el plumón suele ser más blanco. Al poco tiempo de nacer, se sustituye por plumaje juvenil.  Este plumaje ha de proteger al animal de los depredadores, por eso suele ser de colores que permiten un cierto camuflaje.  Aquí ponemos los porcentajes en proporción de cuánto es marrón y cuánto es blanco. A mayor porcentaje de plumón blanco, se tratará de un individuo más joven; cuando va creciendo y ya va saliendo poco a poco del agujero, el porcentaje de plumón blanco va disminuyendo hasta desaparecer por completo.
  • Ojos. Las aves tardan en formar sus ojos, por eso que los lleven cerrados bastantes días de vida nos indica de que el individuo lleva un desarrollo ralentizado. En nuestro caso, todos los polluelos de mochuelo se metieron al hacking con los ojos abiertos.
explicación2

La cantidad de plumón blanco es mayor cuanto más joven es el polluelo.

Estos son todos los datos que recogimos en la ficha de registro de entrada de los mochuelos del hacking del IES de Chelva. Cuando liberemos a los mochuelos volveremos a tomar los mismos datos y estableceremos las comparativas.

Estos son todos los datos que recogimos en la ficha de registro de entrada de los mochuelos del hacking del IES de Chelva. Cuando liberemos a los mochuelos volveremos a tomar los mismos datos y estableceremos las comparativas.

Una vez cumplimentada la ficha de registro, tomamos diferentes fotografías de los polluelos y detalle de sus garras con las anillas. Y, por fin los mochuelos tomaron contacto con su nueva casa, los metimos en el cajón y les proporcionamos la primera comida. A partir de aquí, empieza el hacking propiamente dicho; ahora, diariamente alimentaremos y cuidaremos de los mochuelos, que pasarán un periodo de entre 30 y 45 días bajo nuestra responsabilidad hasta que llegue el día en que los liberemos.

metiendo los pollos1

metiendo los pollos2

metiendo los pollos4

metiendo los pollos3

Primera toma de contacto de los mochuelos con su nueva casa, después de una jornada intensa también para ellos.

Primera toma de contacto de los mochuelos con su nueva casa, después de una jornada intensa también para ellos.

Por último, os presentamos a los séis mochuelos con los que iniciamos el hacking:

"PIOLÍN"

“PIOLÍN”

"IRENE"

“IRENE”

"MARTINA"

“MARTINA”

"ANA MARÍA"

“ANA MARÍA”

"SANTI"

“SANTI”

"JAVI"

“JAVI”